Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar

ANIMALONS es la tienda solidaria de animales de compañía donde encontrarás todo tipo de productos para tu perro, gato, pájaro, pez, reptil o roedor.

Inicio
Fecha: 23-mar-2012
¿Cúales son las principales diferencias entre el gato y el hombre? La vista, el oído, el olfato y su sensibilidad especial.

Las principales diferencias entre el gato y el hombre 
Una convivencia útil para ambos.

El hombre empezó a convivir con el gato mucho más tarde que con el perro. Mientras que el perro demostró su utilidad en la caza o en la protección de los primeros grupos humanos, la relación con el gato fue más tardía. La utilidad del gato sólo se hizo evidente cuando, miles de años después, se inventó la agricultura y se comenzaron a construir lugares donde almacenar la producción agrícola. Cereales, vegetales y frutos se acumulaban en los poblados... que eran invadidos por ratones en busca de comida.

Hace más de 5.000 años, en el antiguo Egipto, algunos gatos africanos empezaron a merodear por los almacenes donde los hombres guardaban el grano. Aquello fue el descubrimiento de un “paraíso gatuno”: todo estaba plagado de ratones, que se alimentaban de lo que recolectaba el hombre... y aquellos gatos decidieron quedarse.

Poco después, estos gatos se reprodujeron y tuvieron gatitos que fueron recogidos por el hombre. Desde entonces hasta ahora, hombre y gato han convivido intercambiando confort y alimento para control de las plagas de roedores y un poco de compañía.


Las principales diferencias entre el gato y el hombre


¿Cúales son las principales diferencias entre el gato y el hombre?

La vista del gato

Como animal cazador y de actividad nocturna, la vista del gato está preparada para distinguir el movimiento, las distancias cortas y algunos colores, aunque no todos. En la luz crepuscular la visión perfecta de los colores no es necesaria y sí que es muy útil poder medir la distancia que ha de saltar para abalanzarse sobre sus presas.

NOTA: El gato ve mejor que nosotros en la oscuridad gracias a una capa especial de células, el “tapetum lucidum”, que tiene en el fondo del ojo. Gracias a ella puede utilizar la poca luz que entra en sus ojos y reflejarla. Por eso brillan sus ojos en la oscuridad.

Si durante el día hay demasiada luz, el gato regula la entrada de luz en sus ojos de dos maneras: cerrando los párpados y además, con su característica y diferencial pupila que se cierra lateralmente formando una abertura vertical. Esta particularidad del gato es una adaptación para la caza nocturna. Los leones, aunque son felinos como los gatos, son cazadores diurnos y cierran sus pupilas circularmente, como nosotros.

El oído del gato

¿Qué necesita un buen cazador nocturno, además de poder ver mejor de noche? Está claro: oír muy bien. Sus orejas son móviles y las puede dirigir hacia el lugar de donde provienen los ruidos. Al igual que el perro, oye frecuencias altas imperceptibles para nosotros. En cuanto a los tonos graves, su capacidad auditiva es similar a la nuestra. Algunos de esos sonidos, si son repentinos, provocan una rápida reacción de huida.

NOTA: Más adelante veremos que su rechazo a la fuerza y sorpresa de determinados ruidos lo podemos utilizar en su etapa educativa. Nada mejor que un grito o un sonido desagradable para que no vuelva a actuar mal o a acercarse a un lugar prohibido.

El olfato del gato

Este sentido es muchísimo más importante que el del gusto para nuestro amigo. Si algún alimento no le gusta, probablemente es más porque le desagrada su olor que por su sabor. El sabor dulce, por ejemplo, casi ni lo puede apreciar.

NOTA: El gato además de su nariz dispone de un órgano que combina olfato / gusto, el órgano de Jacobsen, situado entre el paladar y las fosas nasales que le sirve para detectar olores muy especiales para él (por eso le veremos a veces con la boca semiabierta y atento, acercando el aire que entra en la boca con su lengua hacia arriba).

Sin duda alguna, su gatito conocerá el mundo que le rodea poco a poco gracias a los olores: distingue recién nacido, cuál es la mama de su madre que le corresponde para alimentarse, al llegar a su nuevo domicilio identificará a sus amos por el olor, ya adulto marcará su territorio con sus olores corporales, y así hasta un sinfín de ejemplos.

Su sensibilidad especial

Su sensibilidad, marcadamente por encima de la nuestra, les ha servido en muchas ocasiones para, por ejemplo, detectar horas antes de que ocurrieran terremotos, erupciones y fuertes tormentas. Seguramente son capaces de detectar las vibraciones de la tierra y en estas ocasiones, su estado de nerviosismo les ha hecho incluso llevarse a sus crías lejos de edificios que, posteriormente, se han derrumbado.

También se han dado casos en que vuelven a su casa aunque se hayan extraviado en puntos alejados, por ejemplo en vacaciones. En distancias cortas se basan en su buena memoria visual y en la detección de olores. Pero en distancias más alejadas se basan en su capacidad para detectar cambios electromagnéticos (sabemos que es así porque si se les coloca unos imanes no saben reconocer el camino de vuelta a su casa).

NOTA: Su sorprendente y rara sensibilidad les creó enemigos irreconciliables en la Edad Media, años en los que se sacrificaron y asesinaron miles de animales debido a falsas creencias (se decía que las brujas se transformaban en gatos negros, que eran animales del diablo, etc.).
Colaborador :
Affinity Petcare SA Pl. Xavier Cugat, 2-Edificio D, 3ª Planta
08174 Sant Cugat (España)
Teléfono: +34 93 492 70 00
www.affinity-petcare.com
Transporte Hemos apadrinado una Tortuga de l'Albera
Animalons

Colabora
con nosotros
en la
Defensa de
los Animales

Si Tienes
un
Proyecto
Animalons
te Ayuda

Listado de
Entidades
de Animales:
Asociaciones
Clínicas ...


Quieres
Colaborar
con
Animalons?