Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar

ANIMALONS es la tienda solidaria de animales de compañía donde encontrarás todo tipo de productos para tu perro, gato, pájaro, pez, reptil o roedor.

Inicio
Fecha: 25-abr-2012
Un gato no es un juguete. Es un animal sensible al frío y calor, que necesita ser alimentado y que vigilen su salud, y si lo hemos criado nos verá toda su vida como sus progenitores o sus hermanos.

Uno más en la familia: tenemos un gatito 
Uno más en la familia

El período de gestación en el caso de los gatos tiene una duración de 9 semanas, finalizado el cual la madre puede haber tenido hasta 5 crías (es la cifra más habitual aunque el número varía).

Es muy importante que los gatitos permanezcan sus primeras semanas de vida junto a su madre. De esta manera, a través de la leche materna, ingieren anticuerpos defensivos frente a las enfermedades más comunes de la “infancia felina”.

Los gatitos nacen ciegos y sordos, abriendo sus ojos a los 9 ó 10 días. Con unas 3 semanas de edad ya se levantan y empiezan a jugar con sus hermanos. Al mes comienzan a explorar sus alrededores.

Hacia las 4 - 6 semanas de edad, la gata ya alimenta a desgana a su prole. Los dientes de sus crías ya son suficientemente fuertes y le hacen daño. Pronto los gatitos empiezan a alimentarse por su cuenta: es el destete.

En esta etapa conviene alimentarles con alimentos secos especiales para gatitos (humedecido con agua, leche o caldo). Tampoco es mala idea darle a la gata un alimento para gatitos pequeños, de manera que ellos vayan picoteando del plato de su madre. A los 2 meses de vida el destete ya tiene que ser completo.

Suele ser en esta etapa, al final de la lactación, cuando los criadores y tiendas de animales tienen los gatitos a la venta y los ofrecen a sus clientes.

NOTA: Un gato no es un juguete. Es un animal que es sensible al frío y calor, que necesita ser alimentado y que vigilen su salud, que si lo hemos criado nos verá toda su vida como sus progenitores o sus hermanos.

Ya tenemos un gatito en casa

Una norma muy útil que podemos seguir para entender las reacciones de nuestra joven mascota ahora que es pequeña, es ponernos en su lugar e intentar pensar qué puede pasar por su cabecita. Su gatito, hasta ese mismo día, ha vivido en compañía de su madre y hermanitos. Ya hemos explicado la importancia del olfato y del oído en el gato. Simple- mente hay que entender que su nueva casa implica que esté rodeado de innumerables sonidos y olores nuevos, y que se siente solo e indefenso sin la protección de su madre y la compañía de sus hermanos.

NOTA: Déjelo tranquilo el primer día. Su gato ama la rutina y odia los cambios. Que no le asusten sus hijos con gritos de alegría cuando llegue a casa ni le acaricien todos los miembros de su familia. Tiene que adaptarse lentamente.

¿Cómo facilitar los primeros días su adaptación al nuevo hogar?

Si recogemos el gatito directamente de un criador, podemos acudir con una manta y frotar con ella a la madre y a sus crías para así impregnarla de su olor (no olvide nunca que el mundo de los gatos, como el de los perros, es un mundo de olores). Esta manta la pondremos en el lugar donde hayamos decidido que vaya a dormir el gatito y su olfato le dirá que aun está con su madre y familia, lo que le ayudará a tranquilizarse.

Si el gatito ya tiene unos 2 meses, saldrá poco a poco a explorar su nueva casa. Deje que lo haga.

Finalmente se acercará a cada uno de los miembros de su familia y los reconocerá por su olor. El siguiente día puede empezar a corregir sus malas costumbres e iniciar su educación, que le explicamos más adelante.

Con respecto a su alimentación, inicialmente déle de comer el mismo alimento que le daban donde lo ha adquirido. Si quiere cambiar proceda poco a poco, mezclando el alimento viejo con el nuevo para no provocar su rechazo ni problemas digestivos.


Uno más en la familia: tenemos un gatito


Un animal de rutina diaria

Los gatos son muy dormilones: ¡duermen casi 16 de las 24 horas que tiene el día! Y lo hacen, igual que comen, a trozos alternando períodos de sueño ligero y profundo con períodos de vigilia.

Tenga siempre agua fresca y comida a su disposición. Sobre todo agua si come alimento seco. Con respecto a su comida, el gato autorregula perfectamente su ingesta y no tiende a engordar como el perro. Además recuerde que le gusta comer muchas veces al día.

Su gato es un animal muy limpio: se está acicalando hasta un tercio del tiempo en que no está durmiendo. Su lamido, cuidadoso y detallista sobre su cuerpo, tiene varios objetivos: como no suda es su forma de refrescarse si tiene calor; elimina polvo y pelos sueltos; absorbe vitamina D; y también bien elimina de su cuerpo olores extraños (tras por ejemplo acariciarle un desconocido que ha visitado a su familia adoptiva le verá tumbarse y lamerse).

NOTA: Su gato le agradecerá que le rasque detrás de las orejas porque es uno de los pocos lugares que no puede alcanzar con su lengua.

Prepárele su espacio, su territorio, y sitúe allí su cama. Todos necesitamos un refugio, un territorio, y éste será el suyo. Vigile los cambios que hace en casa. Cualquier cambio brusco pondrá nervioso a su gato.

NOTA: Si cambia de lugar o añade algún mueble nuevo, si hay un cambio de domicilio, si introduce en su medio nuevos elementos como por ejemplo objetos decorativos (el árbol de Navidad, una lámpara nueva...) su gato acabará aterrorizado. Primero se esconderá en “su territorio” y poco a poco saldrá a explorar la nueva situación.

Evitemos accidentes

Comprenda que éste es un objetivo casi imposible. Su gatito está lleno de energía, sólo juega (si no está durmiendo...) y desea explorar a fondo su nuevo domicilio. Alguna trastada poco importante seguro que hará. Tenga paciencia.

Pero si contra sus ganas de jugar (muy intensas hasta casi su medio año de vida) y divertirse no podemos hacer nada, sí que podemos evitar accidentes cuando juegue y cuando explore su nueva casa:
- Oculte hilos eléctricos situados a baja altura y cubra los enchufes.
- ¿Es usted amante de las plantas? Si es así sitúelas en zonas altas, en muebles donde no pueda alcanzarlas nuestro amigo. Además, algunas son tóxicas para los gatos, como por ejemplo: los jazmines, las hortensias, las azaleas, etc. Para su purgación podrá encontrar productos específicos comercializados que le ayudarán a eliminar las bolas de pelo de su sistema digestivo bien vomitando, bien a eliminándolas por vía fecal.

NOTA: Su gato puede comer plantas por dos razones: o bien busca purgarse para eliminar las bolas de pelo que se acumulan en su estómago tras su acicalado, o bien necesita ingerir alguna vitamina de origen vegetal que no encuentra en su dieta (si lo alimenta con un alimento no completo o con comida casera).
- Retire cualquier objeto con el que el gatito pueda jugar y que pueda romper y tragar (juguetes de niños, objetos de pequeño tamaño, cuerdas...).
- En tiendas y clínicas veterinarias encontrará juguetes fabricados con los materiales y tamaños adecuados para su gatito.
Colaborador :
Affinity Petcare SA Pl. Xavier Cugat, 2-Edificio D, 3ª Planta
08174 Sant Cugat (España)
Teléfono: +34 93 492 70 00
www.affinity-petcare.com
Transporte Hemos apadrinado una Tortuga de l'Albera
Animalons

Colabora
con nosotros
en la
Defensa de
los Animales

Si Tienes
un
Proyecto
Animalons
te Ayuda

Listado de
Entidades
de Animales:
Asociaciones
Clínicas ...


Quieres
Colaborar
con
Animalons?